Soy Tajamar. Me dije que a partir de los treinta empezaba mi carrera de escritor. Estoy esbozando mis primeras líneas, intentando mejorar a cada línea escrita, a pesar de mi destino inconstante. Sólo cuentos fantásticos para este blog. Nada de reflexiones, nada de impresiones personales sobre el mundo en las publicaciones (posiblemente sí en los comentarios con quienes lean, eso es valedero). Para realidad tenemos nuestra cotidianeidad, oscilante entre la felicidad efímera y el aplastante ritmo acelerado de vida que impuso este tipo de sociedad informacional tecnológica, el querer llegar al objetivo y la escalada dificultosa que nos hace sudar a cada peldaño. Y cuando creo que todo está imposible, cuando pienso que todas las puertas se cierran… tengo la escritura. Naveguemos entonces por los mundos posibles de lo fántástico…

Anuncios